KIOSKO MATIAS

Pequeño quiosco situado en la parte baja de la barriada de la Hispanidad, este quiosco cuenta con un espacio común como sitio de reunión de los vecinos de la zona y padres que esperan a la salida del colegio, con evidente abandono por parte de las administraciones, con un espacio ajardinado al lado de un colegio que sufre la presencia continua de ratas.

La valla que separa el espacio común de la zona no ajardinada llena de agujeros peligrosos y aspecto de abandono. Al ser espacio público Antonio dueño del quiosco no puede acondicionarlo sin permiso municipal y este es denegado constantemente.

Después de conversar decidimos adecentar la zona común:

  1. Cerrar los agujeros de la valla y cubrirla con brezo o cañizo
  2. Pintar paredes y muritos con los niños del barrio
  3. Construir con madera una parte de los asientos del muro

CALLE CAMELIA

Esta calle se encuentra en la Barriada Alcalde Diego Sayago coloquialmente conocida como “El Torrejón”. Barrio con gran deterioro de los espacios comunes, que cuenta con un 30% de población gitana, con un alto porcentaje de absentismo laboral y escolar, baja formación, elevado nivel de desempleo y con gran necesidad de intervención.

Las viviendas se construyeron en 1977 financiadas por el Instituto Nacional de la Vivienda, como consecuencia de un Plan Municipal de erradicación del chabolismo.

Esta zona goza de muy mala reputación de cara al resto de Huelva ya que desde sus inicios se ha caracterizado por ser un barrio muy conflictivo socialmente y esto se refleja en la inseguridad, el deterioro de las construcciones y de los espacios públicos (“Observatorio de inclusión social”)

La Calle Camelia tiene de un lado la tapia del colegio Onuba, y de otro, a los portales a los  pisos. Estos pisos son pequeños, con lo cual, los vecinos tienden a buscar la calle como espacio de desahogo y lugar de reunión, pero a la vez la calle es un tanto conflictiva, ahora es peatonal, tras fallidos intentos de solicitar al ayuntamiento cortar el paso de vehículos mediante pivotes reglamentarios los vecinos han optado

directamente por colocar, ellos mismos, unas vigas de hierro en la entrada de la calle. Y por otro lado es un tanto inhóspita, el suelo está deteriorado con numerosos desniveles y sugiere un aspecto un tanto descuidado.

Junto a los vecinos de los bloques de la calle Camelia hablamos de pintar la tapia del colegio con un mural, hacer unos bancos y ajardinar un poco la zona para que fuese más habitable, darle importancia al espacio y que pueda surgir ese sentido de pertenencia y orgullo de lo realizado con la participación vecinal, además del cuidado posterior del espacio.

.

.

1. Limpiar y adecentar la calle.

2. Pintar el muro de blanco.

3. Realizar con los artistas: Javier Martínez Pino y Fco. Javier Garrido Barroso un mural artístico.

4. Construir dos bancos con maderas y neumáticos que sirvan de jardineras.

RESULTADOS DE LA INTERVENCIÓN

VER MAS IMÁGENES Y VÍDEO DE PRESETNACIÓN

EL MURITO

Este primer lugar de star surge cuando Raquel, la trabajadora de calle, nos presenta a Juani, una mujer vinculada a la asociacion vecinal muy querida y conocida en la barriada de la hispanidad, tras hablar con ella sobre el barrio, nos comentará cual es su punto de encuentro con otros vecinos, el murito, tras la intriga generada, visitaremos ese rincón de la hispanidad para conocer más de cerca lo que se cuece en este peculiar lugar.
El Murito, es un desnivel o poyete que existe en el suelo de los exteriores de unos bloques de pisos de la zona alta de la hispanidad, este lugar tiene para las personas que lo viven y ocupan gran carga de experiencias vividas, emociones  que les hacen sentir el orgullo de pertenecer al barrio, ellos se auto-denominan La peña del murito.
Principalmente se reúnen mujeres, niños, nietos maridos, en él llevan 20 años y celebran todo tipo de momentos festivos como cumpleaños, fiestas navideñas, carnavales, fiestas locales, etc…. Pero sobre todo es un sitio de comunicación vecinal con implicación afectiva de tantos años de convivencia.
Todos los días al atardecer bajan de sus pisos unas 30 mujeres, maridos y niños a encontrarse en su lugar común.
Por ello junto a ellas nos planteamos el domesticar un poco el muro, para que fuese más cómodo y cumpliera las necesidades que tenían, así que proponemos:
1. Cubrir una zona del murito con madera para que sea más cómodo el asiento.
2. Pintar mediante una acción colectiva con los niños una composición mediante plantillas de corcho previamente diseñadas.
3. Diseñar y construir una mesa alrededor del arbol y una papelera
4. Ajardinar la zona para su posterior cuidado

LUGARES DE STAR


Tras analizar el barrio desde dentro, y con ayuda de las trabajadoras de Valdocco, Raquel y Manoli, que no solo nos han ayudado a contactar con los vecinos y asociaciones si no que nos han aportado siempre un punto de vista realista y crítico imprescindible para nosotras, surge por fin el objetivo y, con él, el nombre del proyecto.
Lugares de Star”, lugares donde espontáneamente se reúnen los vecinos, donde se convive y se alimentan las relaciones entre miembros de una misma comunidad, como si fuese una sala de estar de un hogar de cualquiera de ellos (pero a cielo abierto), con el mismo cariño consideran ese espacio público,  y con la misma dignidad que merece, nuestro objetivo será dignificar, cuidar, hacerlos más acogedores, en resumen, otorgarles algunas estrellas más..
Los tres lugares de star elegidos son El murito, en la hispanidad,  la Calle Camelia en el Torrejón, y el Kiosko Matías en la hispanidad también.
LUGARES DE STAR es un proyecto producido por Pajaroenmano para Proyecto Bisagra con la colaboración de:

TRABAJO DE CAMPO

Para empezar, comenzamos poniéndonos en contacto con Valdocco, centro social que trabaja desde hace más de 10 años en el distrito V dando respuesta a la compleja realidad de la zona desde diferentes ámbitos, culturales, económicos y sociales.

Nos reunimos con el director, Manoli (trabajadora social) Raquel (trabajadora de calle) y varios chicos de la zona, en este primer encuentro planteamos para comenzar a investigar sobre la idea inicial, las esquinas. (lugares de encuentro, de forma espontanea, que hará unos años nos comentó el propio director de Valdocco), ellos nos animarán a trabajar junto con las asociaciones y trabajadores del mismo centro para lograr un proyecto lo más coherente e integrador posible.

Después de tener varios encuentros con Manoli y algunos representantes de las asociaciones de vecinos para conocer la realidad social de las posibles zonas a intervenir, comenzamos a pasear por el barrio. El 12 de marzo nos acompaña Raquel, la educadora de calle de Valdocco, por las distintas zonas del distrito V, Verdeluz, la Hispanidad, El Greco y el Torrejón,(todos barrios de trabajadores y algunos con alto porcentaje de población marginal).

En esta primera toma de contacto, Raquel  nos muestra los puntos de reunión más habituales, nos describe que perfil de habitante frecuenta cada lugar y sobre todo nos da una visión del barrio más detallada y realista que necesitamos para arrancar con el proyecto.

Los barrios suelen contar con locales para las Asociaciones de vecinos, que se utilizan para actividades lúdicas o no se utilizan, quizás por la falta de sentido de pertenencia
En algunos barrios como en la Hispanidad y Greco los propios vecinos ajardinan y cuidan algunos espacios comunes. Otros no reconocen el espacio común, es “tierra de nadie” o “no lugares” normalmente espacios bastante degradados, con basuras, escombros, etc..no hay relación positiva con el entorno como en la barriada del Torrejón.

Observamos que bastantes lugares públicos como plazas, parques, son espacios no habitados, los parques están vacios, también hay descampados muy abandonados y sucios, plazas un poco inhóspitas, sin árboles, zonas verdes y sombras. Nos preguntamos porque los lugares de encuentro construidos por la administración para ese fin son los menos utilizados, los vecinos prefieren elegir ellos sus propios espacios de encuentro como rincones, muritos, escaleras, esquinas, alrededores de kioscos, lugares comunes quizás más íntimos, recogidos o más auto gestionados, estos lugares, son los que tienen un sentido de vivencia emocional, formando parte de la memoria de este grupo de vecinos.

BANCO GUERRILLA

Hexabancos / Banco GuerrillaPROPUESTA DE INTERVENCIÓN

Con la información recibida el colectivo madrileño “Todo por la praxis”, con experiencia en diversos proyectos de actuación social, son los encargados de dirigir el taller y realizar la propuesta de actuación, estudian y diseñan un proyecto de mobiliario urbano “Hexabancos” estructuras multifuncionales para uso como bancos, mesas, gradas, etc.

Se planteó como un taller de construcción de mobiliario urbano y limpieza del parque Juan Duque junto a los niños y jovenes de la barriada.

TODO POR LA PRAXIS

El colectivo se conforma por un equipo de carácter multidisciplinar. Se define como un laboratorio de proyectos estéticos de resistencia cultural que desarrolla herramientas para la intervención sobre el espacio público, con el objetivo último de generar un catálogo de herramientas de acción directa y socialmente efectivas orientadas a la consecución del derecho a la vivienda y el derecho a la ciudad.

TRABAJO DE CAMPO

TOMA DE CONTACTO

Como venimos haciendo en Proyecto Bisagra nos reunirmos con distintos agentes sociales, educadores y asociaciones vecinales, instituto las Marismas, Centro social Valdoco y distrito V, Unión Romaní, Banco del Tiempo, para investigar los conflictos de la zona y decidir su actuación, nos planteamos trabajar y dirigir la propuesta a las necesidades de los jóvenes y niños de la Barriada del Torrejón ya que es donde notamos más la necesidad de actuació.

De este encuentro surge una relación de los problemas que todavía aquejan al barrio. A pesar de que los vecinos pagan sus impuestos de limpieza, alcantarillado, arreglos de plazas, etc., sienten que el Ayuntamiento de Huelva no mantiene el barrio y están abandonados.

CONCLUSIONES

Estos son algunos ejemplos de las necesidades que nos comunican los jóvenes:
– Rehabilitación recuperación y limpieza  del parque Juan Duque en estado de abandono y suciedad, los árboles poco cuidados, las hierbas y jaramagos no se cortan, adoquinado roto, etc.
– Necesidad de espacio verde sin vallas, como lugar de reunión vecinal.
– Necesidad de mobiliario urbano bancos, mesas, papeleras, etc..
– Espacio libre para juegos populares (fútbol, canicas, trompo) cuidado, sin cristales, basura, etc.
– Necesidad de limpieza diaria y de cuidado de espacios comunes,  el deterioro del barrio influye en el poco valor que se le da al espacio público y común. Provocando poco sentido de pertenencia y respeto hacia lo público desde los mismos vecinos.
La realidad social absentismo escolar, desempleo y la precariedad económica de sus habitantes provocan este círculo de circunstancias dificil de romper.

EX-SAN BERNARDO

MANUAL DE IDENTIDAD E HISTORIA DE SAN BERNARDO
Las abuelas de San Bernardo llevan años luchando por no irse del barrio y por mantener su dignidad y su integridad como personas. Ellas han hecho frente a las situaciones más complejas, de ahí que nos planteásemos un manual de identidad y resistencia contra la especulación.

Este ‘manual’ proporcionará ‘instrucciones de uso’ y intentará mostrar parte de la idiosincrasia de San Bernardo. Le acompañarán objetos y utensilios necesarios en situaciones de identidad, resistencia y arraigo. Este ‘kit’ y el manual irían dentro de un maletín.

Posibles acciones:
-Realización de fotografías de los vecinos desahuciados en sus antiguas casas y en los patios de vecinos desaparecidos.
-Recopilación de testimonios hablados, fotográficos y escritos sobre lo que significa San Bernardo para sus vecinos.
-Mapa del barrio señalando los comercios, tiendas y corrales de vecinos que han desaparecido.
-Postales con imágenes artísticas e información de San Bernardo.
-Macetas de geranios con poemas breves para colgarlas en los patios.

TRABAJO DE CAMPO

TOMA DE CONTACTO

Paseamos por el barrio y pensamos que acercarnos al Centro Social Ocupado de San Bernardo La Sin Nombre era la mejor manera de saber las preocupaciones de los vecinos. Allí nos dieron el contacto de Antonio Buenavida, habitante del barrio implicado en el problema del desalojo y ocupación de la vivienda San Bernardo 52. Nos reunimos con él y supimos que la mayoría de los inquilinos que se han visto desahuciados son ancianas, conocidas en el barrio como las ‘abuelas ocupas’, y aprendimos de su larga historia de lucha contra la corrupción inmobiliaria y la especulación urbanística, pero también de su hartazgo ante las presiones, desalojos y realojos que han padecido.

CONCLUSIONES

Sólo quedan 20 vecinos del barrio que hayan vivido la mayor parte de sus vidas en él. Son de edad avanzada y la mayoría están cansados de tanta lucha por una vivienda digna y contra el olvido del barrio, lo que no impide que sigan reuniéndose todos los jueves en busca de una solución a su problema.

De acuerdo con ellos, decidimos centrarnos en el rescate de la memoria de lo que fue el barrio, de esa idiosincrasia que un día desapareció y que hay que reivindicar frente a la indiferencia de los nuevos vecinos que no sienten San Bernardo como suyo.

Nos propusimos unos objetivos:

-Resaltar la importancia del arraigo, del orgullo de pertenencia al barrio y a su perdida idiosincrasia. Para ello, la memoria será nuestra más valiosa herramienta.
-En esta línea, recordar costumbres como comprar en las tiendas del barrio, hoy muchas de ellas desaparecidas, o sentarse en los patios y las puertas a charlar.
-Mostrar la valentía y el arrojo con que se entregan las ‘abuelas okupas’ a la lucha sin perder la esperanza y la dignidad.
-Hacer visible la especulación sin escrúpulos, con ‘mobbing inmobiliario’ a los ancianos, y constatar el desalojo y la demolición de viviendas

HISTORIA

San Bernardo es uno de los arrabales de la ciudad de Sevilla. Un barrio obrero histórico que se desarrolla en torno al trabajo en las múltiples industrias, principalmente metalúrgicas, establecidas en su entorno. Conformado por casas y patios de vecinos, principalmente en régimen de alquiler, se caracterizó siempre por su fuerte carácter de barrio y los intensos lazos comunales que unían a los que lo habitaban.


El declive del San Bernardo tradicional empieza con la riada de los años sesenta. A partir de ese momento, la dejadez de los propietarios en los deberes de conservación de las viviendas se hace cada vez más patente y crece con los años, actitud que propició el deterioro -o incluso, en muchos casos, la ruina- de las mismas.

Pero a finales de los años ochenta el barrio empieza a revalorizarse, especialmente con la reforma del ferrocarril en 1992. Su entorno es ocupado con celeridad por edificios de oficinas y viviendas de lujo. La consiguiente especulación se ceba con la población ‘autóctona’ de San Bernardo y desencadena un proceso de desalojos y demoliciones de viviendas tradicionales. Éstas poco a poco van siendo sustituidas por las de de lujo y aparecen nuevos vecinos de clase pudiente que van desplazando a la población humilde que históricamente se había asentado en la zona.

Actualmente, hay once familias del barrio de San Bernardo luchando por el derecho al arraigo y contra la violencia urbanística especulativa que enriquece a unos pocos mientras hipoteca y desahucia a una mayoría.